Depresión

¿Qué es la Depresión?

El estado de ánimo deprimido es una de las condiciones de malestar psicológico más frecuentes de los seres humanos. La característica fundamental de este trastorno es una alteración en el humor y el afecto que influye seriamente en la capacidad de las personas de continuar con normalidad con su vida. Los síntomas de este trastorno suelen desarrollarse a lo largo de semanas o meses , y son experimentados al principio como una molestia para ir evolucionando hacia un grado de malestar considerable en el que las esferas personal, social, familiar o laboral de las personas se ven deterioradas. Se trata de un trastorno transcultural, que traspasa todas las fronteras y se extiende desde los países desarrollados hasta aquellos en frágiles vías de desarrollo. Asimismo también atraviesa todas las capas sociales, no es exclusivo de ningún género (hombre-mujer), ni distingue de edades (pueden sufrirlo tanto niños, como jóvenes y mayores).

Síntomas de la depresión

Los síntomas más comunes de la depresión son:

  • Sentimientos de tristeza o vacío la mayor parte del tiempo
  • Pérdida del interés o capacidad para disfrutar de casi todas las actividades (anhedonia)
  • Alteraciones en los ritmos del sueño (Imsomnio o hipersomnia)
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor
  • Falta de energía física, cansancio y sentimientos de fatiga
  • Sentimientos de culpa o incompetencia
  • Incapacidad para pensar con claridad, para establecer objetivos o tomar decisiones
  • Pensamiento catastrofista sobre el futuro o ensoñación recurrente sobre el pasado , en el que predomina un sentimiento de nostalgia o malestar
  • Pensamientos frecuentes sobre la muerte
  • Perdida o aumento de peso, ansiedad e irritabilidad

¿Cuáles pueden ser las causas de la Depresión?

Las investigaciones realizadas apuntan a varios factores cuyo origen es debido a variables:

  • Bioquímicas: factores neuroquímicos y endocrinológicos.
  • Psicológicas: modos de afrontamiento personal ante la ocurrencia de estresores vitales.
  • Sociales: relaciones interpersonales y familiares.